Joves jugant a un videojoc. (Foto: Arxiu)
Europa

El sector del videojuego no para de crecer

En las últimas décadas, el desarrollo tecnológico ha transformado por completo nuestra economía, por lo que todas las industrias han tenido que adaptarse a las nuevas exigencias de un mercado que cambia a pasos agigantados.

En las últimas décadas, el desarrollo tecnológico ha transformado por completo nuestra economía, por lo que todas las industrias han tenido que adaptarse a las nuevas exigencias de un mercado que cambia a pasos agigantados. En este contexto, el sector de los videojuegos ha sido uno de los más aventajados, ya que ha sabido dar con la tecla del éxito y situarse como uno de los grandes referentes dentro de la industria del ocio y el entretenimiento.

Un claro ejemplo de todo este proceso se puede observar en España, donde este sector ha aumentado su facturación un 14 % durante el año 2018, llegando a alcanzar los 813 millones de euros y creando unos 6900 puestos de trabajo. De esta manera, tal y como recoge el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos, se ha convertido en un modelo de negocio con grandes perspectivas de cara al futuro, al mismo tiempo que se está asentando como un elemento cultural inevitable en la vida de varias generaciones.

El género deportivo, uno de los pilares fundamentales para la expansión del sector

El género deportivo ha sido uno de los más exitosos hasta el momento, gracias especialmente a simuladores de fútbol, baloncesto o fútbol americano. Así, míticas sagas como FIFA, NBA 2K o Madden NFL llevan varios años liderando los rankings de ventas a escala mundial, aunque cada región cuenta con sus propias particularidades.

Por lo tanto, no es de extrañar que en Europa triunfen por encima del resto aquellos videojuegos centrados en el fútbol, debido a que se ha convertido en uno de los grandes atractivos del viejo continente y en el deporte más rentable a nivel económico. De este modo, cualquier aficionado puede controlar a sus jugadores favoritos, disfrutando de una experiencia de 360º que es muy difícil de adquirir en cualquier otro sector del ocio.

Además, este fenómeno suele aumentar cuando se acercan en el calendario grandes fechas futbolísticas como la Copa Mundial de la FIFA, que se disputará en Catar durante el invierno de 2022. Eso sí, los videojuegos todavía no pueden competir con la pasión que desatan este tipo de encuentros en la vida real, especialmente en un momento donde no hay un claro favorito para hacerse con el título.

De hecho, ya podemos encontrar por internet apuestas para este evento deportivo, donde los combinados nacionales europeos tienen muchas posibilidades de llevarse el trofeo. Sin embargo, Brasil llega como gran favorita según todos los pronósticos deportivos, gracias al gran nivel que demostraron en la última edición de la Copa América.

Un sector joven que representa una nueva forma de encarar la gestión empresarial

Finalmente, merece la pena señalar que la industria de los videojuegos se caracteriza principalmente por un ser un sector joven, donde se encara la gestión empresarial de una forma novedosa. Así, el 55 % de sus trabajadores tiene menos de 30 años, según refleja la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), por lo que destaca de forma constante la creatividad y la innovación.

Por consiguiente, todo apunta a que este sector no dejará de crecer en los próximos años, asentándose como uno de los pilares fundamentales dentro del ocio y el entretenimiento. Además, su variada oferta y la diversificación de formatos le permiten llegar a una amplia cantidad de usuarios, aprovechando todas las oportunidades que le brinda el desarrollo tecnológico.